lunes, 25 de marzo de 2013

Mini Cruasanes de Jamón y Queso

Os voy a proponer ahora una receta sencilla y rápida para una cena, para un aperitivo, o para un picoteo a media tarde, lo que más os apetezca. Se preparan en un momento, y como siempre digo, lo que más cuesta es esperar a que se enfríen para comerlos. Veréis qué pronto se acaban!

Ingredientes:
1 lámina de hojaldre redondo.
unos 30 gr de mantequilla
Queso de gratinar (un puñado)
1 loncha de jamón york
Queso rallado (tipo parmesano en polvo)
Semillas de amapola, ajónjoli, o lo que tengáis por ahí (salado) para adornar.
Necesitaremos un pincel de repostería y papel vegetal para cubrir la bandeja (podemos usar el que viene envolviendo la lámina de hojaldre).
Preparación:
Empezamos precalentando el horno a 200º y preparando una bandeja con papel vegetal.
Estiramos la lámina y con un rodillo la aplastamos ligeramente. Este paso es muy importante para que el hojaldre no crezca mucho y evitar que se nos queden los cruasanes demasiado huecos.
Ponemos la mantequilla en una taza en el microondas unos 30 segundos, para que se derrita. 
Pincelamos la superficie del hojaldre con ayuda del pincel de repostería
Espolvoreamos con el queso de gratinar toda la superficie.
Con ayuda de un cortador de pizzas, cortamos el hojaldre, primero en 4 partes y luego cada parte en 3, en total, tendremos 12 partes.
Troceamos la loncha de jamón de york por la mitad, después cada mitad en 6 partes, en total, tendremos 12 trozos, que colocamos en la parte más ancha de cada porción.
comenzamos enrollando cada porción, desde la parte más ancha hacia el centro, sujetando bien con los dedos y apretando bien.  
Al llegar al pico del centro, llevamos los extremos ligeramente hacia dentro, apretando bien, para darle la forma típica del cruasan.
Vamos colocando los cruasanes en la bandeja del horno sobre el papel vegetal
Con la mantequilla que nos sobró, pincelamos bien los cruasanes
y por último, espolvoreamos con el queso parmesano rallado y las semillas de amapola o lo que hayamos elegido para adornar (un poco de perejil seco, orégano, pimienta...)
Introducimos en el horno, en la posición central, calor arriba y abajo, que ya estará precalentado a 200º. Lo dejamos unos 12 minutos, vigilando que no se quemen, que ya sabemos que cada horno es un mundo.
Y ya están listos, tendreis que esperar unos pocos minutos más para comerlos sin quemaros, pero cuando los probéis ya veréis que ha valido la pena. Están buenísimos!!

3 comentarios:

  1. son tan ricos!! y hace mucho que nos los hago, asi que lo mismo en estos dias los preparo!

    ResponderEliminar
  2. Que ricos!! Y se ven facilísimos! Me los apunto! Besitos.

    ResponderEliminar

Un blog se alimenta de sus comentarios. Gracias por dejar el tuyo.

Imprimir entrada