sábado, 6 de febrero de 2016

Albóndigas con brócoli y queso

Este es uno de mis inventos para meter verdura en la comida y que no se note. En estas además les añadí queso parmesano, lo que les dió un gusto muy intenso e hizo que la verdura no llamara la atención a los pequeños de la casa (y no tan pequeños). Os cuento cómo las hice...

domingo, 31 de enero de 2016

Spaguetti salteados con verduras

Esta es una receta sencilla de preparar, que nos da la posibilidad de aportar verduras en la comida de la familia y que al llevar pasta, suele gustar mucho a todos. La idea me la dieron en la "cantina" de mi empresa en Dallas, donde estuve el año pasado. Ellos tienen las verduras preparadas y tú vas eligiendo lo que te ponen, luego lo saltean en un work y listo! estaban deliciosos. Vamos a ello... 

sábado, 21 de noviembre de 2015

Pollo pizza

O pizza pollo, como prefiráis. Se trata de unos filetes de pechuga de pollo con una picada de queso y jamón, salteado de orégano y hecho al horno como si de una pizza se tratara. Se hacen en un momento y salen riquísimos, así que a los niños les van a encantar, bueno y a los mayores también, claro. Aquí os explico cómo se hacen, no me digáis que es difícil.

lunes, 10 de agosto de 2015

Mejillones a mi estilo

Los mejillones al vapor con distintas salsas son uno de mis platos preferidos. Les cogí el gusto en París en una cadena de restaurantes llamada "Leon de Bruxelles" cuya especialidad son los Mejillones en "cocotte" con diferentes tipos de salsas. Simplemente deliciosos, la verdad, no sabría decidirme por uno de ellos, me gustan todos.
Cuando me entra mucho "antojo" de comerlos, los preparo yo en casa y esta es una de mis recetas favoritas, por lo simple y riquísima que está. Yo compro los mejillones ya limpios y cocidos, que los venden en su salsa, con lo que la preparación es rapidísima, y como hoy, para una cena, son geniales.

martes, 19 de mayo de 2015

Lasaña ligera de Calabacín

Tengo que reconocer que esta es una receta que me inventé con unos ingredientes que tenía por la nevera y que me pareció que podría quedar bien. De hecho, este tipo de lasañas son muy comunes cuando se quieren hacer de "dieta", pero en este caso el relleno es a mi estilo. No tengo foto del corte, porque esta la usé para comer en la oficina y terminó partida en un par de tarteras, pero os aseguro que está tan rica como parece. 

Imprimir entrada