viernes, 4 de mayo de 2012

Salmón al vapor con salsa de gambas

El salmón es un pescado muy bueno que gusta mucho a mis hijos (el pescado rosa, como dice mi hija pequeña). Suelo hacerlo al horno, simplemente con un poco de sal y pimienta y un chorrito de aceite, y ya les encanta, pero la semana pasada leí esta receta de "Merluza en salsa de gambas" y pensé que era una opción buenísima para mis lomos de salmón. Y ahí fui yo con mis adaptaciones y mis inventos y salió esta receta:

Ingredientes:
4 lomos de salmón limpio y sin espinas. Yo los compro congelados en "La Sirena" un salmón noruego que sale buenísimo.
50 gr de cebolla
1 diente de ajo
30 gr de aceite
30 gr de cognac
150 gr de gambas peladas (las mías también eran de La Sirena)
100 gr de tomate triturado
1/2 cucharadita de pimentón
100 gr de caldo de pescado (yo no tenía y le puse agua)
1 cucharadita de Maicena
1 poco de perejil picado
Preparación:
Salpimentamos los lomos de salmón y los ponemos en la bandeja del varoma. Reservamos.
Ponemos en el vaso la cebolla, el ajo y el aceite y trituramos 4 segundos v4. Bajamos los restos de las paredes con la espátula y programamos 6 minutos temperatura varoma v1.
Añadimos el cognac y las gambas (si queréis aquí apartáis unas pocas gambas para adornar, yo no lo he hecho porque a mi hija pequeña no le gustan y es mejor que no las vea). Programamos 2 minutos, varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara, sin cubilete para que evapore el alcohol. Echamos el tomate, la pimienta y el pimentón y ponemos otros 6 minutos, varoma, v1. Ahora incorporamos el caldo de pescado (o agua) la maicena y el perejil (si no ponéis caldo, echad un poco de sal ahora), ponemos el varoma con el salmón en su sitio y programamos 20 minutos, varoma, v2. 
Sacamos el pescado a una fuente, probamos la salsa y rectificamos de sal si es necesario y trituramos la salsa 30 segundos a v8. Si habíais reservado las gambas, las añadís ahora y cocéis 2 minutos, varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara. 
Servir el pescado con la salsa por encima bien caliente y espolvorear con el perejil. 
En casa lo tomamos como cena y nos encanta! para mi ración le puse en el varoma un poco de brócoli y ya tenía un plato perfecto. A los peques les puse patatas fritas, que les gustan más. Si vigiláis bien los ingredientes que le ponéis, tenéis un plato sin gluten perfecto. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Un blog se alimenta de sus comentarios. Gracias por dejar el tuyo.

Imprimir entrada