lunes, 10 de agosto de 2015

Mejillones a mi estilo

Los mejillones al vapor con distintas salsas son uno de mis platos preferidos. Les cogí el gusto en París en una cadena de restaurantes llamada "Leon de Bruxelles" cuya especialidad son los Mejillones en "cocotte" con diferentes tipos de salsas. Simplemente deliciosos, la verdad, no sabría decidirme por uno de ellos, me gustan todos.
Cuando me entra mucho "antojo" de comerlos, los preparo yo en casa y esta es una de mis recetas favoritas, por lo simple y riquísima que está. Yo compro los mejillones ya limpios y cocidos, que los venden en su salsa, con lo que la preparación es rapidísima, y como hoy, para una cena, son geniales.

Ingredientes (nosotros los hemos comido entre 2)
1 kg de mejillones al vapor envasados al vacío (yo compré estos de Aguinaga, buenísimos)
5 dientes de ajo
1 cucharadita de pimentón (el mío es de la Vera, yo lo pongo dulce, pero si os atrevéis le podéis poner una pizca de picante también)
1 cucharada de harina
1 pizca de sal
1/2 vaso del caldo de los mejillones (colado para evitar la tierra que puedan tener)
1/2 vaso de vino blanco
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Preparación
Pelamos y cortamos finos los ajos.
Ponemos el aceite en la sartén a calentar y añadimos los ajos pelados y cortados finos para que se vayan dorando.
Cuando el ajo esté dorado, apartamos la sartén del fuego y añadimos el pimentón, removemos un poco y a continuación añadimos la harina, igualmente removemos fuera del fuego. Añadimos la pizca de sal y llevamos al fuego al tiempo que echamos el vino y el caldo de los mejillones previamente colado. Dejamos que rompa a hervir, removemos y añadimos los mejillones, ya escurridos del resto del caldo.
Bajamos el fuego y dejamos cocer a fuego medio unos 10 minutos. Y listo, a servir... y a disfrutar
Y yo estaba tan convencida de que esta receta ya estaba en el blog, que no hice fotos del paso a paso, pero como es tan simple, os la pongo igualmente. Espero que os gusten tanto como a nosotros, con un vino blanco bien frío están de pecado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Un blog se alimenta de sus comentarios. Gracias por dejar el tuyo.

Imprimir entrada