lunes, 2 de abril de 2018

Pelmeni

Una de las cosas buenas que tiene viajar por el mundo es conocer la gastronomía de los países que visitas. Desde que empecé a viajar a Moscú he tenido la oportunidad de probar auténticas delicias, como es el caso de estos "Pelmeni", que como veis, son parecidos a los ravioli italianos. Este fin de semana me puse a buscar recetas por la red y teniendo en cuenta los ingredientes que tenía en casa, elegí esta variante, con solo cerdo (de un solomillo que compré el día anterior y tenía en la nevera). En las varias recetas que he encontrado, todos usan carne picada, normalmente ternera, cerdo, mezcla de ambos o incluso cordero y pollo. Los Pelmeni, a diferencia de los Ravioli, siempre son de carne. Se comen con crema agria, como muchos platos rusos, pero como es tan difícil de encontrar aquí, los puedes acompañar con mayonesa, o bien con alguna otra salsa que te guste. A pesar de que la mayoría de las recetas utilizan carne picada, en todas dicen que el auténtico Pelmeni se hace con carne cortada a cuchillo, así que los preparé así. Como veis, son laboriosos de hacer, pero en una mañana de domingo, mi hija y yo lo pasamos genial preparándolos. Aquí va mi receta.
Ingredientes (de este tamaño me salieron 47, que dan para 5-6 porciones):
Para la masa:
- 300 gr de harina todo uso, tamizada.
- 1 cucharadita de sal.
- 1 huevo.
- 1/2 taza de agua fría (se irá añadiendo más si vemos que hace falta)
Para el relleno:
- Carne a vuestro gusto (en esta utilicé un solomillo de cerdo de 800 gr, pero me sobró, con 600 hubiera ido bien)
- 1 cebolla picada fina.
- Perejil picado fino.
- 1 cucharadita de sal
Para prepararlos:
- Agua
- 1 cucharada de sal
- 2 hojas de laurel
- unos clavos de especia
- otras especias a vuestro gusto
Preparación:
Primero hacemos la masa, puesto que habrá que dejarla reposar un rato. Tamizamos la harina:
hacemos un pequeño volcán en el centro y añadimos la sal
el huevo, y la media taza de agua
amasamos bien, y si vemos que queda demasiado pegajosa, añadimos más harina, y si queda demasiado seca, añadimos más agua. La pasamos a una mesa y trabajamos con más harina. Debe quedar una masa elástica y ligeramente pegajosa, blanda al tacto. Ponemos en un bol.
Cubrimos con un paño y llevamos a la nevera al menos 20 minutos, mientras preparamos el relleno. Nosotras nos dividimos en dos grupos, una iba picando la cebolla y el perejil
y otra la carne. Como digo, muchas recetas utilizan la carne ya picada, pero yo no tenía, y sin embargo tenía este solomillo de cerdo en una pieza.
así que lo fui haciendo rodajas finas y picándolo con el cuchillo
Así hasta que terminé toda la pieza. Mezclamos con el perejil.
aquí llegó el momento de pasarlo a un bol más grande. Añadimos la cebolla picada y mezclamos bien. En una receta vi que aquí añaden un poco de agua, pero la cebolla era fresca y ya humedeció mucho la mezcla, así que yo no le puse. 
Ahora estamos listos para rellenar los Pelmeni. De hecho, la masa llevaba ya 50 minutos en la nevera (es lo que tiene picar la carne a mano). Preparamos una bandeja que podamos llevar al congelador. Ponemos un papel film y espolvoreamos de harina para que no se nos peguen.
Ahora estiramos bien la masa y hacemos un cilindro alargado, del que iremos cortando porciones. 
con cada porción hacemos una bola y la amasamos en forma de círculo. Primero a mano y luego con el rodillo. No olvidéis poner harina en la mesa para que no se peguen.
ahora tomamos un poco de carne con una cucharadita
lo colocamos en el centro de la masa
y ahora vamos estirando y juntando en el centro. La masa se va a pegar muy fácilmente entre sí. Debemos ir uniendo los lados, como si hiciéramos una empanadilla. 
ahora los cerramos uniendo los dos extremos en el centro, lo que le da la forma más conocida
y los vamos dejando en la bandeja que hemos preparado. Y ya está, seguimos con la diversión hasta que terminemos toda la masa. Os dejo un mini-video de cómo los hacía yo.

 
 


Ahora los pasamos al congelador. Es bueno dejarlos congelar antes de hervirlos, o al menos semi congelar. También podeís dejarlos congelador e ir sacando a medida que queráis cocinarlos, lo que es muy socorrido. Nosotros como somos muy comilones, nos los comimos todos, así que no quedó opción de dejarlos guardados. Para prepararlos, ponemos una olla grande con agua a hervir. Le añadimos las especias que queramos, y las dos hojas de laurel. Cuando rompa a hervir, le añadimos la cucharada de agua y los pelmeni. 
debemos esperar que suban a la superficie
y a partir de este momento programamos 8-10 minutos para que se haga bien la carne. Si tenéis dudas, sacáis uno, lo cortáis y veis si la carne está hecha. Yo los dejé 8 minutos y salieron en su punto. 
Y ya están listos para comer. A nosotros nos gustaron mucho, los podéis acompañar de crema agria, de mayonesa o de alguna salsa que a vosotros os guste. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Un blog se alimenta de sus comentarios. Gracias por dejar el tuyo.

Imprimir entrada