domingo, 9 de febrero de 2014

Tarta Tri-color

Hoy hemos celebrado el 7º cumpleaños de mi hija pequeña, que los cumplió a finales de enero. Ella quería que fuera blanca, para que pareciera la nieve, y que tuviera 3 colores, una parte de vainilla, otra de fresa y otra de chocolate, así que me puse manos a la obra y esto es lo que salió.

Ingredientes
Usamos los mismos que para el bizcocho de la tarta arcoiris.
Bizcochos
270 gr de harina
30 gr de maizena
1 cucharada de levadura de repostería
1/2 cucharadita de sal
300 ml de buttermilk. si no tenéis, poned 300 ml de leche en un vaso y añadidle un chorrito de vinagre. Dejar reposar 15 minutos y listo.
150 gr de claras
220 gr de azúcar
120 gr de mantequilla
Para los 3 colores:
- 1 cucharadita de esencia de vainilla
- 1 pizca de colorante rosa (y si tenéis sabor de fresa)
- 20 gr de chocolate valor en polvo
Almíbar
120 gr de azúcar
60 gr de agua
1 chorrito de anis dulce
Ganache
200 gr de nata de montar
600 gr de chocolate blanco (en realidad 3 tabletas, un poco menos)
Preparación
Comenzamos preparando el bizcocho igual que en el bizcocho arcoiris.
Encendemos el horno a 180º, arriba y abajo, sin aire. Tamizamos la harina, la maicena, la levadura y la sal y reservamos. Ponemos la mariposa en el vaso de la thermomix y añadimos las claras y la buttermilk. Batimos 2 minutos a v3.5. Sin thermomix, batimos las claras con la buttermilk hasta montarlas ligeramente. Pasamos a un bol y reservamos.
En el vaso de la thermomix ponemos la mantequilla con el azúcar y batimos a v3.5 durante 2 minutos. Sin thermomix sería batir fuerte la mantequilla con el azúcar hasta que esté bien batida.
Ahora ponemos la máquina a v3 y quitamos el cubilete. Vamos añadiendo 1/3 de los ingredientes secos y cuando estén bien mezclados, 1/3 de los ingredientes líquidos, seguimos así, alternando secos y líquidos hasta que terminen todos y estén bien incorporados. Sin thermomix hacemos lo mismo, vamos incorporando poco a poco en el orden indicado. Vertemos la mezcla en una jarra y preparamos 3 cuencos iguales para repartir. Yo primero pesé el contenido y dividí entre 3 para saber la cantidad que tenía que poner en cada cuenco, y con la ayuda de la báscula de la thermomix, fue dividiendo las cantidades, me salieron 330 gr en cada bol.
Al primero le añadí el aroma de vainilla.
Al segundo el colorante rosa y el aroma de fresa.
Al tercero el cacao en polvo.
Horneé los 3 bizcochos en moldes deshechables de aluminio, que encajé para que entraran juntos en la rejilla del horno, durante unos 16 minutos. En cuanto salieron del horno, a guardar en papel film bien envueltos para que conserven la humedad.
Ahora preparamos el ganache, aunque en realidad este paso es el que antes podemos hacer, puesto que debemos dejarlo reposar unas horas.
Ponemos la nata al fuego y mientras se calienta, trituramos el chocolate en trozos muy pequeños. En Thermomix, ponemos el chocolate en trozos en el vaso y trituramos 30 segundos a v6.
Cuando la nata esté a punto de hervir, la retiramos del fuego, añadimos el chocolate y removemos bien para mezclar, hasta que no quede ni un grumo. Reservamos en un bol y cuando esté tibia, la llevamos a la nevera.
Pasadas al menos 12 horas, montamos el ganache para darle una consistencia de trufa blanca.
preparamos en un par de mangas pasteleras 
y llevamos a la nevera al menos un par de horas más. Mientras tanto, preparamos el almíbar. Ponemos el azúcar y el agua con el anís en la thermomix y programamos 10 minutos a 100º v2. Ahora lo dejamos entibiar antes de montar la tarta.
Montaje.
Usamos la mesa giratoria (esta es de Ikea, muy sencilla pero muy práctica para montar tartas), ponemos el plato donde vayamos a servir la tarta y le ponemos un pequeño pegote de ganache. Ponemos encima una blonda y otro pegote.
Ahora colocamos en el centro el primer bizcocho. En nuestro caso, el de chocolate.
Bañamos con el almíbar ayudándonos de un pincel de repostería
cubrimos con la trufa blanca, ayudándonos de la manga, haciendo círculos para cubrir bien toda la superficie
extendemos bien y comprobamos que esté bien cubierto
colocamos con cuidado el siguiente bizcocho, en este caso, el de fresa, y almibaramos
cubrimos con la trufa y repartimos bien por toda la superficie
por último ponemos el bizcocho de vainilla y almibaramos bien este último también
ahora cubrimos la superficie y los laterales y repartimos por todas partes
en este momento llevamos a la nevera para que la trufa coja consistencia, que con el tiempo que ha estado fuera, se habrá ablandado. Cuando tenga un poco de consistencia, la podemos adornar a nuestro gusto. Esta ha sido con unos granos de azúcar de color azul, que hemos espolvoreado por la superficie y los laterales
hasta cubrirla por todas partes, así nos ha parecido bastante
Nuestra cumpleañera quería una tarta "Frozen" así que le hemos puesto una muñequita de Anna y un Olaf que hicimos con Fondant.
y aquí podéis ver cómo ha quedado el corte.
le ha encantado a todo el mundo. Dicen que era como comerse un helado, con los tres sabores muy marcados. Por no hablar de la trufa de chocolate blanco, que estaba espectacular.
¿Queréis un trocito?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Un blog se alimenta de sus comentarios. Gracias por dejar el tuyo.

Imprimir entrada