viernes, 6 de abril de 2012

Potaje de cuaresma

Hoy es Viernes Santo y toca hacer potaje. Es un plato que en casa de mis padres se comía mucho, pero que en casa apenas lo había hecho y le tenía muchas ganas. Después de mirar muchas recetas y poner un poco de aquí y un poco de allá, me ha salido un potaje buenísimo, así que aquí os pongo mi versión.

Ingredientes 
1 puñado de garbanzos por persona (o más, según lo comilones que sean)
50 gramos de bacalao por persona (lo compramos en salazón y lo desalamos en casa, que sale más rico)
Espinacas o acelgas (la parte verde) un manojo.
1 o 2 huevos duros, dependiendo de los que seáis.
3 clavos de especia enteros.
2 hojas de laurel
1 chorro de aceite de oliva virgen
1/2 cebolla
1 cabeza de ajos
Para el sofrito
otra 1/2 cebolla
1 par de dientes de ajo
200 gr de tomate triturado
1 cucharadita de pimentón
3 cucharadas de aceite de oliva
y por supuesto agua y sal
Preparación
El día antes de prepararlo empezamos a desalar el bacalao, que hay que lavarlo bien y ponerlo en remojo con agua fría, cambiando el agua al menos 3 veces en 24 horas. En cada cambio de agua, lo lavamos al chorro del agua fría.
La noche antes de prepararlo, ponemos los garbanzos en remojo con abundante agua fría, una cucharadita de sal y otra de bicarbonato.
Yo he empezado a prepararlo a las 10 de la mañana y a la 1 estaba hecho, así que ha reposado bien antes de comerlo y estaba perfecto. Así pues, digamos que unas 3 horas antes de comer, ponemos en una cazuela con agua fría la media cebolla con los 3 clavos pinchados en ella (esto es para retirarlo mejor), la cabeza de ajos sin la piel exterior, las 2 hojas de laurel y el chorro de aceite de oliva con los garbanzos. A mí me gusta poner los garbanzos en una red de cocción, pues los puedo retirar y quitar el resto de ingredientes más fácilmente. Tendrá que cocer durante al menos 2 horas. Al principio, cuando empiece a hervir, hará un poco de espuma que quitaremos con ayuda de una cuchara. Después bajamos el fuego y lo dejamos hervir a fuego lento.
Cuando falte una 1/2 hora para que estén los garbanzos, preparamos el sofrito. Yo lo he hecho en la thermomix por comodidad, pero se puede hacer en una sartén grande. Ponemos el aceite a calentar y echamos la cebolla bien picada y el ajo igualmente picado. Removemos sin parar y cuando empiece a dorar añadimos el tomate triturado. Lo dejamos sofreir hasta que el tomate esté hecho, unos 5 minutos, removiendo de vez en cuando. Retiramos del fuego y añadimos el pimentón y removemos bien. Entonces incorporamos la verdura (acelgas o espinacas, limpias y troceadas) y lo volvemos a llevar al fuego, removiendo bien hasta que la verdura reduzca, un par de minutos más o menos. Retiramos del fuego y esperamos que terminen los garbanzos.
Mientras tanto, vamos cociendo los huevos duros.
Cuando estén cocidos los garbanzos, retiramos la cebolla, el clavo, la cabeza de ajo y las hojas de laurel. Si es necesario, colar el caldo para que quede limpio y retirar el caldo sobrante, que queden solo los garbanzos un poco cubiertos de líquido. No tiréis el caldo por si nos quedamos cortos y hay que añadir. Ahora añadimos el contenido de la sartén, sofrito y verduras. Llevamos la cazuela al fuego de nuevo hasta que hierva y bajamos el fuego. Entonces añadimos el bacalao en trozos más o menos pequeños. Yo los he hecho pequeños para no tener que cortar en el plato y que pudiéramos comer directamente de la cuchara. Se ponen por encima y se remueve moviendo la cazuela en el aire hacia los lados, no con un cucharón, para no deshacer el bacalao. Se lleva al fuego y se hierve durante unos 3-4 minutos, pues el bacalao se hace enseguida. Ahora comprobamos el gusto de sal, porque dependiendo de lo salado que estuviera el bacalao, puede haber soltado sal al caldo. Rectificamos de sal y removemos un poco más.
Por último, picamos los huevos duros y echamos por encima del guiso, removiendo de nuevo con movimientos de la cazuela. Y ya está listo para comer. Si lo dejáis reposar una 1/2 horita, mucho mejor.
La verdad es que con estos días lluviosos, apetece un plato de cuchara, y este es buenísimo, además de muy completo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Un blog se alimenta de sus comentarios. Gracias por dejar el tuyo.

Imprimir entrada